¿Quieres ser parte de los autores del blog? Manda un correo a aortiz2801@gmail.com con una muestra de tu trabajo para que consideremos tu ingreso.

lunes, 18 de mayo de 2015

Divagación 06:01

— Buenos días.
— *murmuros ininteligibles*
— ¡Buenos días, solecito!
— Ah, ¿qué?
— Mira. Te traje el desayuno.
— Ah, sí. Claro. Buenos días.
— ¿Ah, no?
— ¿Qué?
— *le vacía todo el refrigerador en la cama*

viernes, 15 de mayo de 2015

Ella...

¿Qué es eso?
¿Qué es eso que me vuelve loco? ¿
Serán sus bellos labios? ¿Podría ser su brillante sonrisa?
No lo sé...
Me gusta...


Cierro los ojos y me invade aquel sueño en el que eres la protagonista.
Pero, ¿por qué al poner esa 
canción recuerdo esa fantasía de besarte?
¿Será por su profunda mirada de la que ya no puedo escapar?
Sentir un 
vacío en el estomago al verla.
Sentir su fragancia al saludarla.
Y un 
montón de nervios por su simple presencia.

¿Qué más 
vendrá?
¿Alucinarla?
Cómo quisiera que ella supiera esto.
Tal vez 
algún día lo vea.
Tal vez y solo tal vez se dé cuenta de lo que siento.
O igual y lo ve y lo pasa como si nada.


No sé qué pasará.
Y la curiosidad y ganas de saber la verdad me matan.
Solo quiero hacerla feliz y protegerla.
Aunque no lo necesite.
Porque ella es fuerte, independiente, no teme a nada ni a nadie, 

pero lo más importante es que sabe amar.
Pero no la han sabido amar.


Toqué por accidente su cabello.
Ya no necesito tocar las nubes, he encontrado algo más suave y sedoso.
Sus 
manos reflejan lo que ha sufrido pero imagino que nuestras manos se unen al igual que nuestras historias...

jueves, 14 de mayo de 2015

Divagación 19:12

—Se siente como estar bajo el agua.
—¿Desde cuándo?
—No lo sé. Mejor te cuento de cuando no es así.

Mi hermano

¿En qué voy a terminar? ¿En qué voy a terminar? Tal vez en una gran empresa, tal vez abajo de un puente, tal vez rico, tal vez pobre, tal vez con amigos o sin ellos.

Mira, mira, mira ese edificio... sería fácil ir y, no sé, se me ocurre subir al séptimo piso y pensar por qué no acabar con todo. Ya sabes claudicar, rendirse, terminar el camino, el principio del fin, etc.

Quiero, ya sabes, una mujer que me ame, una estabilidad económica, hijos. ¡JA! Eso diría si estuviera cuerdo lo cual ya no soy. ¡Jajajajajajaja!

—¿Y si lo hago? ¿Qué pasaría? ¿Quién me lloraría? ¿Quién lo disfrutaría? No lo sé, ¡hay que intentarlo! 
—Pero entonces, ¿no te amas a ti mismo? 
—La verdad no. Siempre me considero una mierda y por esa mentalidad me va como me va.
Así que, ¿este es el fin?
—Sí amigo... lo siento.
—Bueno... espero que del otro lado encontremos felicidad.
—Ya veras que sí, Alfonso... ¡La encontraremos!
—¡Gracias, Zafiro! Siempre serás mi mejor amigo.
—Igual tú... hermano.
—Bueno, hay que hacerlo.
—Va.
—1.
—2.
—3.

... 

domingo, 10 de mayo de 2015

sábado, 9 de mayo de 2015

Fuego en la sangre

Ya no quiero gritar
No lo puedo soportar
Llorar por dentro, para que no lo noten los demas
Dejenme en paz estoy arto de que se metan mas y mas
Se que al jalar el gatillo ya no habra marcha atras
Pero que mas da?
No tengo nada que perder
Y se que a unos cuantos les va a causar placer
Verme en el suelo, destrozado sin
Nada de fuerza en mi ser
Esta vez me toco la de perder
Esque ya lo puedo ver
Es mi camino
Al fin lo encontre, espero que me lleve a mi destino.

    

viernes, 1 de mayo de 2015

Una misión especial

Algunos dicen que somos seres únicos, otros dicen que solo somos estorbo para los que sí tienen importancia, pero en realidad, todos somos únicos en este mundo, aun estemos deprimidos y no encontremos la solución a los problemas y lo único que vemos como última opción el suicidio, va a ver algo que nos esté esperando, algo grande, algo especial para nosotros, algo que anhelamos mucho.

Algunos creen, y me incluyo, que no deberíamos estar aquí en este mundo, ya que lo único que hemos hecho es quitarles tiempo y dinero a los padres, al reprobar las materias, nos sentimos como un error que solo vino al mundo a sufrir, a sentirnos como inútiles, a sentirnos como un estorbo, a sentirnos rechazados y poco amados por los que queremos, incluyendo la familia, aunque digan que tus padres harán todo por ti, al final, nos sentimos como una barrera para ellos, como un estorbo, como un impedimento para las cosas que quieren hacer.

Simplemente hemos intentado desaparecer, y olvidarnos de todo, y que los demás se olviden de ti, pero es difícil intentar desaparecer. Sería algo normal para mí no existir por un día, y que todos los problemas que tuviera desaparecieran, ya que lo primero que pasaría, sería que mi madre me fuera a levantar, pero al darse cuenta de que no estoy y que mi cama estuviera ordenada, pensaría que me fui a la escuela temprano y seguiría haciendo su rutina diaria, mis amigos pensarían que me enferme o que me fui de pinta al lago que siempre voy y mi novia pensaría que estoy con mis amigos, solo que, al ver que en la noche no llegaba, mi madre empezaría a preocuparse por mí y empezaría a llamarme, llamaría a mis amigos y a mi novia y les preguntaría si estuve con ellos, y la preocupación crecería.

Ya medianoche y mi madre junto mis amigos y mi novia, estarían buscándome para encontrarme, hasta que aparecí en mi cuarto dormido. ¿Y si fuera para siempre? Del modo que lo vería yo, todos estarían mejor, mi hermano, mi padre y mi madre, nadie tendría que estar cuidándome, no tendrían que gastar demás en los errores que cometí, mi padre y mi madre tendrían con que comprar sus cosas y mi hermano podría librarse de mí y dejar de cuidarme y lo más importante, sería que, mis padres no se hubieran separado… A la vez mis amigos se sentirían tristes y mi novia también y se sentirían decepcionados de mí, porque pensarían que podía contra todo, aun con mis problemas, me gustaría saber que en el fondo me extrañarían mucho y que fui alguien para mis amigos y para mi novia.

Hay muchas cosas de las que me siento culpable, aun me digan que yo no las provoque, pero en el fondo siento que fue mi culpa, que todo lo que he hecho ha sido malo, solo quiero hacer bien a los demás, pero termino afectando a los que quiero, simplemente he querido desaparecer, pero no he podido, siento que al pasar esta nube vendrán cosas mejores aunque nunca dejare de pensar en lo que ha sucedido por mi culpa.

Aun pasando por todos estos problemas y deseando que nunca hubiera existido, hay algo en mi ser que no me deja partir, y dejar este dolor que mi invade, causado por la separación de mis padres, solo he querido rendirme y dejarme caer en brazos de la muerte, pero ese algo no me deja, y a la vez me pongo a reflexionar y pienso que hay algo que debo de hacer aquí y no sé qué es.

Si no tuviera ese algo, de seguro lo intentaría varias veces, no lo niego, pero al tener a mis amigos y a mi novia dándome la mano y apoyándome con lo que pueden, me siento seguro de mí mismo y capaz de lograr cosas que me proponga, siempre los voy a querer a mi lado cuando tenga un problema que no pueda resolver, aunque lamentablemente, los amigos se van a tener que separar en un tiempo y seguir su propio camino.

Con el tiempo iríamos ganado y perdiendo amigos, teniendo nuevas experiencias, algunas buenas y otras malas y cuando caigamos de nuevo en depresión, nos preguntaremos ¿Qué pasaría si no existiera? Volveríamos a repetir lo de siempre, lo que se quedó gravado, pero esta vez tendríamos pensamiento diferente, yo no sabría qué decir, porque tendré un problema que me perseguirá para siempre y será la separación de mis padres.

Pero al final, siempre tendremos algo que nos va a perseguir para siempre, y nos atormentará si no sabemos cómo vivir con él, podemos tener ayuda para superarlo pero, nosotros mismos debemos de vivir con el problema y no sufrir tanto por eso, podremos decir que fue nuestra culpa, que nunca debimos de haber existido y que nunca hubiera pasado, al deprimirnos y al sentir culpa nos sentimos insignificantes ante todo, pero lo que no sabemos es que tenemos una misión en esta vida, tal vez, no sé, ser un actor o un científico reconocido, nadie sabrá, pero la única misión que todos tenemos es ser felices, existimos por algo, por algo venimos al mundo porque nos planearon y porque en esta vida haremos algo de valor, tal vez no para todo el mundo, pero algo de valor para a ti o para tus seres queridos. Todos tenemos una misión, todos somos especiales.