lunes, 23 de febrero de 2015

Pequeños placeres

Los siguientes placeres pueden variar según los gustos personales. 

Pequeños placeres de la vida
1. Dormir 5 minutos más
2. El viento soplando en la cara con música inspiradora
3. Llegar a tiempo al baño
4. Ir a la par de la letra en una canción
5. Sombra en medio del tráfico de 3 horas
6. Ser de los primeros en un concierto general
7. La brisa de agua cuando hace mucho calor
8. Palomitas recién hechas en el cine
9. El famoso "piojito"

10. Estar en los columpios con personas de tu agrado 

jueves, 19 de febrero de 2015

El Adiós

"Poder decir adiós es crecer"
La primera vez que escuché eso no estaba tan segura de que eso fuera cierto pero después de ciertas acciones y cierto tiempo he llegado a la conclusión de que no hay frase más cierta que esta.
¿Cómo comprobarlo?
Cuando eras un infante, tenías que mudar tus dientes de leche,  tenías que decirles adiós para poder crecer con dientes más fuertes y sanos.
¿Porqué pongo este ejemplo?
Porque el poder decir adiós a alguien o algo es como perder un diente, lo pierdes para siempre pero siempre llega uno nuevo y ese diente, en este caso una persona o algún objeto, estará más fuerte y eso te hará feliz y solo recordarás cuando tu "diente de leche" se marchó dejando así un hueco que, poco a poco un diente mejor tuvo que llenar.
Lo sé, no hay ejemplo más absurdo pero no encontré uno más claro.
Siempre será  difícil el decirle adiós definitivo a algo que siempre ha estado contigo, a alguien que sabes que si se va es para no regresar; pero a veces el poder decir adiós es lo único que necesitas para poder estar mejor.
El decir adiós a veces es de las acciones más valientes porque no cualquiera se atreve a despedir de lo que algún día fue bueno para él o ella.
Siempre el adiós dolerá pero así duele el crecimiento.

Me queda decir que esta entrada no es más que mi punto de vista del poder crecer como persona. 
Si busca alguna canción del tema puede buscar "El gran adiós" de Torreblanca. 

domingo, 15 de febrero de 2015

Colores

Y entonces fueron explosiones de colores sobre mis sueños blanco-y-negro. Era ver de nuevo todo en otro tono. Era volar dejando pistas para encontrar después el camino.
Ojalá encuentre tu color y mejor aún, te encuentre a ti buscando el mío.

jueves, 29 de enero de 2015

Infinita.

Ya sueño con el rose de sus manos
De sus ojos mirándome más allá del alma
Sus labios con los míos
Mi sonrisa ya es involuntaria cuando pienso en él
Puedo recordar su aroma y aún puedo sentir sus abrazos
Puedo recordar como temblaba al estar con él
Y su sonrisa nublando mi mente
Ya no puedo sacarlo de mi mente
Y aunque pudiera, no quiero que salga
Cuando el está dentro de mis recuerdos yo comienzo a sonreír y mis latidos son como si él estuviera frente a mi sonriendo
Fue tan extraño y tan sencillo
Aunque que él tal vez en algún momento me olvide yo jamás lo haré
Hizo volver gran parte de mi
Me revivió con cada palabra suya
Con esos escasos besos
Con esas pocas caricias
Y con esos pequeños abrazos infinitos
Logré volver a ser infinita
Infinita a su lado por un instante.

miércoles, 21 de enero de 2015

5.45 a.m.

Mierda. Soñar contigo es peor que una pesadilla. Solo quiero descansar y ahora hasta eso no lo puedo hacer. Mierda.

lunes, 19 de enero de 2015

Divagación 20:46

ii

Con el nevado echándole ánimos
roza la mano de ella
los vellos se le erizan 
regresa a su mirada, ambrosía cálida
y le encuentra entre los labios lo que buscaba:
raspado de guayaba.